La Procuraduría General de la República (PGR) admitió este miércoles que no contaba con los elementos suficientes para acreditarle al exgobernador Javier Duarte el delito de delincuencia organizada, razón por la que se reconfiguró el delito a asociación delictuosa.

Dicha reconfiguración permitiría a Duarte enfrentar el proceso en libertad si así lo solicita y lo aprueba un juez.

En un comunicado la dependencia argumentó que tras la conclusión de la fase de investigación complementaria, hecha por el Sistema Penal Acusatorio, el Ministerio Público de la Federación determinó acusar al exgobernador de Veracruz por los delitos de asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

“Al valorar los datos de prueba con que cuenta, la PGR determinó que no son suficientes para acreditar el delito de delincuencia organizada, por lo que decidió reclasificar la acusación sólidamente sustentada, para que el proceso culmine con una sentencia acorde a los preceptos de nuestra Constitución”, señaló.

Dijo que éste es solo uno de los procesos que la PGR lleva en contra Duarte de Ochoa, a los que deben sumarse las acusaciones que integra la Fiscalía General de Veracruz en su contra.

Advirtió que pese a la reclasificación del delito, Duarte de Ochoa no saldría libre, pues cuenta con la medida cautelar de la prisión preventiva justificada.

“Es importante destacar que el probable responsable seguirá su proceso en prisión, toda vez que la autoridad judicial federal determinó como medida cautelar la prisión preventiva justificada por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita”, concluyó.